Moratoria contra el cambio climático: Cemento Cero

Conduciendo en dirección equivocada, el neofascista Donald Trump ha realizado una gira por los territorios conquistados, a la manera de un emperador sin escrúpulos: el nuevo Gengis Trump. Un maleducado integral, que en cualquier colegio decente enviarían al rincón de pensar, presuntuoso, provocador, incendiario.

Su gira triunfal, poco diplomática, se resume en una venta de armas a Arabia Saudí por 110.000 millones de dólares, un rictus hipócrita en Jerusalén, un posado despreciativo con el papa Francisco (que debiera indignar a todos los católicos), y una orden a los países estos, tan civilizados, que formamos la OTAN para aumentar nuestros gastos en tanques, bombas, destrucción y muerte.

Nuestra sociedad tiene modelos dignos de imitación y respeto: Luther King, Nelson Mandela, Gandhi, cientos de premios Nobel o Princesa de Asturias que proclamamos como ejemplares. La Madre Teresa o Vicente Ferrer. Malala. Podemos sugerir a nuestros hijos e hijas leer sus biografías en la seguridad de que aprenderán algo bueno, sano, constructivo.

¿Qué les ofrece la vida del señor feudal Donald Trump? Una sensación próxima al vómito. Toda su impostura personal, matrimonial, sus malos modos, su trato despectivo, su imperialismo ignorante arrasa cualquier noción de civilización o cultura. Trump es una enmienda total a la democracia: ¿cómo es posible que semejante individuo haya llegado a la presidencia de Estados Unidos, al máximo poder mundial?

Una reflexión universal es necesaria. Asistí horrorizado a la elección de Trump estando en la Antártida; y su primera decisión, suprimir la oficina del cambio climático, nos dejó a todos, y a toda la comunidad científica internacional, estremecidos. El negacionismo peligroso y devastador: la Inquisición negó que la Tierra gira alrededor del Sol, lo que estuvo a punto de costarle la vida a Galileo; la iglesia anglicana, dogmática y obscena, negó la Teoría de la Evolución, burlándose del genio científico de Humboldt y Darwin; y ahora este ególatra niega el cambio climático.

También entre nosotros tenemos otros irresponsables, como don Marino Rajoy, otra enmienda doméstica a la democracia, que reducen la terrible realidad del cambio climático a la opinión de su primo o su cuñado. El cuñadismo de Trump, quien ha invadido la Casa Blanca con toda su parentela, causará estragos a muy corto plazo.

El cambio climático en todo el planeta es una evidencia científica que solo se puede negar desde la mala fe: los ecologistas llevamos años denunciándolo, con poco éxito. Cambio climático significa aumento de la temperatura (0,5 grados en 2050 según la ONU), debido al consumo desaforado de petróleo, a la deforestación, a la contaminación masiva del aire o del agua: ríos, lagos, mares, toda la circulación del agua está ya infectada; y los biólogos que trabajan en la Antártida han detectado en el cuerpo de los pingüinos restos de plomo, metales pesados y elementos radioactivos.

Los negacionistas —que están entre nosotros, muy cerca, a tu lado en la cafetería mojando los churros en el café— suelen decir: “Esas cosas pasan muy lejos, sois unos exagerados”. Y se encogen de hombros. Son los cuñados locales de Donald Trump: políticos que defienden chimeneas humeantes como signo de progreso, cortoplacistas que no ven más allá de sus narices, ni siquiera de una corta legislatura.

Por ejemplo: son incapaces de relacionar la devastación de nuestros bosques, incendiados, abandonados por autoridades insolventes, con el calentamiento global, como si eso no fuera con ellos. “¡Bah, cosas que ocurren!”, y encuentran siempre una disculpa en forma de cerilla. Para ellos y ellas, el Sol gira alrededor de la Tierra y de sus bolsillos.

Creacionistas, como los que pretendían linchar a Darwin, creen que la Naturaleza está ahí puesta por Dios, o por el ayuntamiento, sin asumir la cuota de responsabilidad que todos y cada uno de nosotros tenemos en su conservación, en la difícil, dificilísima conservación del equilibrio ecológico, de los delicados ecosistemas, de la irrepetible biodiversidad.

Llevamos decenios oyendo hablar de grandes infraestructuras (autopistas, AVEs, aeropuertos), mientras los pueblos y aldeas se deshabitan y mueren. Y los montes arden. Llevamos cincuenta años asfaltando y cementando el territorio solo porque es un buen negocio para unos pocos. Cada vez que una diputación riega una tonelada más de asfalto o de cemento en cualquier rincón —ahora en El Bierzo parece que toca asfaltar la Tebaida—, echa una palada de tierra en la tumba de la Vida, de la Naturaleza. Además de la moratoria nuclear y armamentística, urge proponer una moratoria Cemento Cero, Asfalto Cero: no necesitamos más pistas y carreteras, sino viejos senderos…

Cada vez que los cuñados de Trump en El Bierzo autorizan otra chimenea, un Cosmos, una Forestalia, envían una ráfaga de aire envenenado a nuestros pulmones. Yo sé que estas cosas les dan risa, y en su autosuficiencia, los cuñados de Trump se burlan de los pobrecitos ecologistas, como se reían de Galileo y Darwin. Pero, les guste o no, la Tierra se mueve alrededor del Sol y el cambio climático es una amenaza global. En la Antártida y en el Valle del Silencio. Asfalto Cero. Cemento Cero. ¡Arriba las ramas!

Ver en La Nueva Crónica 
Posted in Arriba las ramas | Tagged , , , , | Comentarios desactivados

¿Por qué no arden los montes de Suiza y sí los del Bierzo?

Una cita académica (para impartir dos conferencias en la Universidad de Fribourg, sobre mi reciente viaje a la Antártida y sobre el viaje interior al Bierzo), me ha permitido gozar de la contemplación de un país cuyo paisaje emociona y enamora: Suiza.

Profundamente indignado por las oleadas de incendios que año tras año devastan Galicia y El Bierzo, y en especial por el reciente crimen ecológico contra la Tebaida, durante todo el viaje por Suiza no he podido apartar de mi mente la última estampa negra, cenicienta y humeante del Valle del Silencio, que había recorrido pocos días antes.

A medida que la ventanilla del tren —limpio, puntual y silencioso— me iba mostrando el paisaje del lago Leman y la espléndida postal de los Alpes, no dejaba de torturarme con una sola pregunta, ¿por qué los bosques de Suiza no arden (y los de Galicia y El Bierzo sí)?

Una explicación simple sería porque en Suiza no gobierna el Partido Popular, pero no me gustan las explicaciones simplonas, como algunas que culpan del desastre a un imbécil con una cerilla y mucho viento. En Suiza también hay mucho viento, imbéciles e incendiarios, pero el monte no arde… porque las autoridades y toda la sociedad se lo toman en serio.

Con o sin cerilla, el bosque arde cuando está abandonado, como los montes bercianos, ignorados por una Consejería de la Junta de Castilla y León cuyo titular debería estar procesado penalmente por presunta prevaricación y negligencia, además de las responsabilidades políticas que requieren su dimisión (o, dado que aquí no dimite nadie, su cese inmediato y ejemplar por el presidente Herrera), como habría ocurrido en Suiza y en cualquier país europeo no tercermundista.

Un tercio de Suiza son bosques. En los últimos veinte años han sufrido una media anual de 90 incendios y 374 hectáreas. El incendio de la Tebaida cuadruplica todos los bosques quemados en Suiza durante un año. Algo estaremos haciendo mal como sociedad y algo estarán haciendo mal nuestros gestores autonómicos y locales.

El bosque suizo es una inmensa fuente de riqueza sostenible (cuando se lee el Plan forestal que el Ayuntamiento de Ponferrada guardó en un cajón desde 2008, se ve el potencial económico que hemos desperdiciado). El bosque crea miles de puestos de trabajo: 6.223 empleos directos, la mayoría a tiempo completo, en mano de obra forestal (nuestras famosas brigadas); y más de 80.000 empleos en la industria de la madera.

Los suizos consideran que la biodiversidad de sus bosques —más de 26.000 especies— es más importante que plantar pinos y eucaliptos, monocultivo incendiario. Desde pequeños, los escolares y las familias van una vez por semana al bosque, hacen allí sus cabañas y barbacoas, sin que pase nada. [Todos los datos en La forêt suisse en bref; y les invito a visitar la web www.lfi.ch, Inventario forestal nacional, para entender por qué los bosques suizos no arden].

Porque hay prevención diaria y permanente. Los bosques están limpios de maleza, no almacenan las toneladas de combustible que nuestros montes apilan en sus laderas. Porque la propia biodiversidad, frente al monocultivo eucalíptico o apocalíptico, frena e impide los incendios descontrolados. Tampoco es preciso ir a Suiza: estas cosas las supieron desde siempre nuestros abuelos, respetuosos con los bosques de acebos, robles, encinas, nogales y castaños. Créanme, es muy difícil quemar un bosque de acebos…

Los bosques suizos no arden porque, además de la educación ciudadana, del sentimiento de pertenencia común o colectiva (¡Ubuntu!: si todos ganan, tú ganas), hay una vigilancia permanente. Una vigilancia seria y eficaz, no el paripé nuestro, sin medios ni recursos, con promesas de cámaras y patrullas, reiteradamente incumplidas.

Los bosques suizos no arden porque nos llevan trescientos años de adelanto —la democracia más antigua del mundo— y un alcalde al que se le quemaran mil hectáreas en su municipio sería inmediatamente expulsado; y ningún juez suizo osaría archivar, sin investigar, un delito ecológico de graves consecuencias económicas y ambientales.

Contemplando el paisaje de postal entre Genève y Lausanne, entendí mejor, con envidia y con tristeza, por qué arde el bosque del Bierzo: porque llevamos décadas sin prevención ni vigilancia, sin ningún planeamiento forestal, despreciando (como nuevos ricos paletos que somos) el aprovechamiento económico sostenible de nuestros montes, apostando por repoblaciones salvajes, devastadoras; porque ha habido una absoluta dejación de funciones desde la Junta de Castilla y León en el ejercicio de sus competencias; pero también porque la sociedad berciana, a diferencia de la suiza, vive de espaldas a nuestros bosques. Por eso esta sección grita, ¡Arriba las ramas!

Ver en La Nueva Crónica

Posted in Arriba las ramas | Tagged , , , , , , | Comentarios desactivados

Habrá pleno extraordinario en Ponferrada sobre el incendio de la Tebaida

—Ponferrada en Común, PSOE y USE llevarán al pleno veinte medidas urgentes propuestas por Bierzo Aire Limpio

—Piden a la Junta “la aprobación urgente del Plan Integral de Montes de 2008, cuyo contenido es vigente y aplicable”

Finalmente, antes de un mes, habrá pleno extraordinario monográfico del Ayuntamiento de Ponferrada sobre el incendio forestal de la Tebaida. Tres grupos municipales, PeC, PSOE y USE, han respaldado la solicitud formulada públicamente por Bierzo Aire Limpio y otros grupos ecologistas. Trece concejales, que suman mayoría absoluta, que han renunciado expresamente a cobrar su asistencia a este pleno, en el que también solicitan se facilite la máxima participación ciudadana.

La solicitud se presentó hoy martes, a las 10 h., en el Registro Municipal, en un breve acto en el que el presidente de Bierzo Aire Limpio, Luis F. Canedo, agradeció el esfuerzo de PeC, PSOE y USE y pidió a los demás grupos que se sumen a los acuerdos en marcha: “Ponferrada es una de las diez ciudades europeas de tamaño medio con mayor superficie forestal en su municipio, hecho que obliga a una atención especializada. Ha pasado más de un mes desde el incendio de la Tebaida y los ponferradinos tienen derecho a un debate en profundidad sobre las causas, las consecuencias y las soluciones para que nunca más se repita un desastre ecológico que entristece y preocupa a miles de bercianos”.

Tras el registro de la solicitud, la Alcaldía dispone ahora de un plazo legal de quince días para convocar el pleno extraordinario; de no celebrarse en ese plazo, el pleno quedaría automáticamente convocado para el día 5 de julio a las 12 h.; y habrá de celebrarse con un extenso orden del día, con siete puntos a resolver y más de veinte medidas urgentes.

Vigencia del Plan 2008

Los solicitantes consideran que “el contenido básico y sustancial del Plan de Ordenación Integral de los Montes de Ponferrada (redactado en 2008 y considerado modelo de referencia por la comunidad científica) está vigente y es aplicable, por lo que, de existir algún defecto formal en su tramitación, sería responsabilidad de la Consejería de Fomento, por lo que procede consensuar con la Junta de Castilla y León una ágil subsanación del expediente y su posterior aprobación”.

Para ello, en el primer punto del orden del día demandan de la Alcaldía “información de las gestiones sobre el Incendio de la Tebaida realizadas ante la Junta de Castilla y León; información exhaustiva del estado actual del Plan de Ordenación Integral de los Montes de Ponferrada, tramitación, aprobación en su caso, puesta en funcionamiento, publicación en la página web municipal, puesta a disposición pública del expediente administrativo, y razones por las que dicho Plan no ha sido aprobado por la Junta de Castilla y León”.

En segundo lugar, el pleno debatirá la tramitación del Plan de Ordenación Integral de los Montes de Ponferrada y su inmediata puesta en funcionamiento. En el punto tercero, PeC, PSOE y USE solicitan la dotación con cargo al Presupuesto Municipal de 2017 de una partida presupuestaria de 10.000€ para la actualización del Plan.

El cuarto punto del orden del día hace referencia a la persecución del delito ecológico, requiriendo la personación como Acusación Pública del Ayuntamiento de Ponferrada ante la Administración de Justicia en las causas judiciales existentes o futuras, y expresamente ante el Juzgado de Instrucción número 8, como acusación pública en las Diligencias Previas 150/17.

 

Patrulla Verde y vigilancia permanente

Los solicitantes piden además que el Ayuntamiento de Ponferrada demande de la Junta de Castilla y León: “Disponer de inmediato medios antiincendios con carácter permanente, durante todo el año, y la colocación de cámaras de vigilancia en las zonas de especial riesgo; acotar los pastos y caza en los terrenos quemados, según la legislación vigente, a fin de prevenir futuros incendios provocados precisamente por esos motivos (pasto ilegal, caza furtiva, etc.). La recuperación y entrada en funcionamiento a la mayor brevedad posible, y en todo caso este mismo verano, de la Patrulla Verde, mediante la incorporación de nuevos agentes (oferta pública de empleo o formación de agentes ya en plantilla), garantizando el cumplimiento de la Ley de Montes. La elaboración de un Plan de Reforestación Sostenible”.

También el Ayuntamiento de Ponferrada deberá solicitar a la Junta la gestión compartida de los montes catalogados de utilidad pública y la delegación de las competencias, con la correspondiente financiación, en materia de prevención y extinción de incendios al Consejo Comarcal del Bierzo, así como la elaboración del Plan de Ordenación de Recursos Naturales de las zonas Lic y Zepa de nuestro municipio.

Por último, los concejales firmantes piden que el pleno extraordinario inste a los Grupos Parlamentarios en las Cortes de Castilla y León a solicitar la comparecencia urgente del Consejero de Fomento y Medio Ambiente, y que se constituya en el plazo de quince días el Grupo de Trabajo —ya acordado en el pleno del 26 de mayo— para el seguimiento y fiscalización de los acuerdos adoptados.

La noticia en los medios:

eBierzoNoticias  
Diario de León  + Diario de León 
La Nueva Crónica  
InfoBierzo
El Bierzo Digital
iLeon
Cadena Ser
Bierzo TV     

Posted in #Actualidad cultural | Comentarios desactivados

Bierzo SOStenible

Hace pocas semanas un grupo de personas, organizaciones ciudadanas y alguna que otra institución, se reunieron en la Casa de la Cultura de Ponferrada convocados por la causa “Bierzo Futuro Sostenible”. La convocatoria fue un éxito, aunque su continuidad —vital para El Bierzo— lleva trazas de atascarse en los meandros y vericuetos por los que se derrama la energía vital y social que tanto necesitamos para defender nuestra tierra del expolio, la agresión ambiental y el delito ecológico.

En una primera aproximación, todos (casi todos) estamos de acuerdo en que El Bierzo necesita un futuro sostenible. Las diferencias de criterio, y sobre todo de concepto, afloran en cuanto bajamos a los detalles: ¿es sostenible la minería? Endesa, que está ahora de moda, ¿es sostenible, necesaria o es mejor de una vez por todas cerrar el grifo de la sangría económica y repensar las necesidades de nuestra comarca?

Con la minería y con ENDESA llevamos décadas haciendo demagogia. Los políticos interinos que van y vienen por los cargos e instituciones, como por el andén de una estación de autobuses, se apuntan a vender cualquier moto y llevan años prometiendo salvar la minería, engañando a todo quisqui. En la minería no hay nada que salvar, excepto los derechos de los trabajadores (pero eso no se salva con mentiras, prórrogas imposibles y subsidios drogodependientes). Llevamos años y años tirando dinero MINER al pozo, despilfarrando en gastos suntuarios, sin haber sido capaces de crear una verdadera alternativa industrial a la minería muerta.

Con ENDESA pasará igual: todos los vendedores de crecepelo se apuntan ya a mantener la ruina como si nos fuera la vida en ello, pero pocos hacen el balance real de lo que la minería, las canteras de pizarra o ENDESA han supuesto para El Bierzo durante todo el siglo XX: destrucción, pobreza y una altísima partida de gastos sociales que arrastraremos durante décadas.

El problema es sencillo: cualquier actividad económica, la más pequeña empresa, tiene los llamados costes ocultos. La señora Paca tiene una tienda de pueblo: trabaja de 8 de la mañana a 11 de la noche, no se apea del mostrador ni para comer, no conoce domingos ni festivos. Cuando está a punto de cerrar, llega alguien a por un kilo de harina, sin piedad. La señora Paca hace algunos ahorros y cree que su negocio es rentable: desde luego, no computa todos los costes ocultos: si se pone un sueldo acorde con su horario y trabajo, la tienda entraría en pérdidas. En cuanto a su coste personal, tampoco figura en el balance. ¿Quién paga los costes ocultos? Ella, su familia y, por extensión, toda la sociedad.

En el negocio de Victorino y de todos los empresarios del ramo, los costes ocultos tampoco figuran en el balance. Solo manejan dos palabras: “Beneficio inmediato”. La minería ha dado mucho dinero al Bierzo, se dice. Cierto, ha forrado algunos bolsillos, pero ha dejado un reguero de pobreza y destrucción. Una tarea urgente, que propongo a nuestras autoridades, es inventariar y evaluar los costes ocultos de la minería: los ecológicos, sanitarios, laborales, familiares. Mina por mina, examinemos la destrucción que ha causado, cómo han quedado los pueblos y los pulmones de los silicosos. Casa por casa, contabilicemos ludopatías y alcoholismos asociados a la mina.

Ni un solo minero se ha hecho rico. Los pueblos en vez de mejorar, han ido muriendo, se ha despoblado todo el tejido rural berciano; y lejos de rejuvenecer, con pujanza industrial, envejecen y agonizan: dénse una vuelta por Laciana, Toreno, Matarrosa, Fabero, Corbón… ¡pero los empresarios cucos se han llevado su “beneficio inmediato” a otra parte!

Hagamos las cuentas con ENDESA, pero hagamos las cuentas de verdad: cuánto ha “ganado” El Bierzo y cuanto nos ha costado la broma. ¿Ha tenido El Bierzo más y mejor energía eléctrica, más barata? ¿Quién se hará cargo de la escombrera de Cubillos pasado mañana? (No seamos ingenuos, ¿quién tuvo que apechugar con las escombreras de la MSP, la famosa montaña negra de Ponferrada?). Y en cuanto a la contaminación ambiental y atmosférica, ¿han echado ustedes las cuentas o tenemos que repasar uno por uno los ingresos en el Hospital del Bierzo? Aplíquese el cuento a la chimenea de Cosmos, que tampoco saben hacer bien las cuentas sociales.

Como la seguridad social la pagamos todos, ancha es Castilla: ¿tiene usted silicosis? ¡Vaya, hombre, qué mala suerte! Y dice que trabajó en Casayo, ¿cuántos años…?

Cuando hablamos de un futuro sostenible para El Bierzo, hablamos de saber sumar y restar: poner en un platillo de la balanza los presuntos beneficios (no los del empresario que vive y disfruta en Madrid, como en su época los dueños de la MSP; o del capital chino que se anuncia para Forestalia; los beneficios sociales reales) y en el otro platillo de la balanza ponemos los perjuicios, las pérdidas, los pueblos destruidos, los paisajes masacrados, los ríos envenenados y las familias deslavazadas. Y hacemos las cuentas de veras.

Una economía sostenible es la que tiene futuro: los crecepelos que nos venden (minería, ENDESA, Cosmos, Forestalia) significan pan para hoy y hambre para mañana. Abramos los ojos de una vez por todas. ¡Arriba las ramas!

Posted in Arriba las ramas | Tagged , , , | Comentarios desactivados

Arriba las ramas: La reválida de la sostenibilidad

Aquí empieza, hoy, una insólita sección, compartida con La Nueva Crónica, cuya hospitalidad quiero agradecer. Son ya unos cuantos años asomándome cada semana a esta ventana abierta de par en par a los lectores y lectoras de El Bierzo y de toda la provincia leonesa. La confianza del director, David Rubio, de la delegada en El Bierzo, Mar Iglesias, y de todo el equipo de LNC, me pone muy alto el listón del compromiso: en estos años nunca he tenido una sola injerencia ni censura. Y no soy, desde luego, un colaborador cómodo o complaciente con los poderes de todo tipo, que gustan de prensa domesticada. Escribir desde esa plena libertad es un privilegio, pero también una exigencia ética irrenunciable: no escribo para hacer amigos, sino para decir mi pequeña verdad sin miedo.

Tras años escribiendo mis columnas dominicales, de las que el periódico publicó una selección en el libro Ahí estamos; y tras el periplo antártico, compartido también en estas páginas durante estos últimos meses, la propuesta que hemos consensuado —a diferencia de los políticos turnistas, la vida real y la sociedad civil se mueven con la vigorosa palanca del consenso— trata del futuro de nuestra tierra, del futuro sostenible del Bierzo (porque si no es sostenible, simplemente no hay futuro). Esta sección hablará, pues, de ecología, de economía social, de incendios forestales, de delitos ecológicos, de agricultura y ganadería a escala humana, de la Naturaleza, de la Comunidad del Bosque, de la educación medioambiental de nuestros hijos e hijas, de salud física y mental, de inteligencia emocional, de la vida.

Hemos escogido un título movilizador, “Arriba las ramas”: se lo escuché por primera vez hace pocos días a José Ángel Rodríguez en la manifestación que recorrió las calles de Ponferrada para expresar nuestra rabia e indignación por el gravísimo incendio forestal que ha quemado el corazón de la Tebaida. Lo gritamos entonces, codo con codo, y me sentí conmovido hasta la médula. Luego José Ángel me contó que la expresión “¡Arriba las ramas!” era una idea de la periodista María José Parejo Blanco (que conduce en Radio 3 el programa El bosque habitado); y antes de adoptarlo, sin conocernos personalmente, le pedí “permiso” a María José: “Encantada de que quieras utilizarlo. Lo pensé un día como consigna y grito activista y ese está siendo su recorrido. Un abrazo y ¡Arriba las ramas!”.

Este es, pues, el grito de guerra pacífica que enarbola hoy la comunidad del bosque en El Bierzo, del que a partir de hoy seremos partícipes en esta sección valiente y arriesgada de La Nueva Crónica. Porque es el caso que vamos a tener que poner a caldo a más de un prócer, sacar los colores a concejales y alcaldes, poner en la picota a empresarios de la mina o la pizarra que, lejos, muy lejos de crear riqueza, destruyen todo lo que tocan: ríos, valles, montes enteros, solo por un beneficio inmediato mezquino, dejando tras de sí una secuela de costes sociales. Contaminación, destrucción medioambiental, o como en la larga agonía de la minería berciana, una estela de conflictividad social y familiar asociada al paro, enfermedad, alcoholismo y otras desgracias no contempladas en la cuenta de resultados de tal o cual empresa.

Hechas las presentaciones, quiero empezar con una propuesta sencillita. Muchas veces me pregunto, y no soy el único, qué idea de país tendrán en la cabeza, si es que tienen alguna, nuestros dirigentes políticos. Observando su conducta errática, los desvaríos con los que comparecen en plenos y ruedas de prensa, las pavadas que improvisan ante el canutazo, alimento la sospecha de que en realidad no tienen ninguna idea de país. En concreto, del Bierzo.

Una idea de país —la tenían y la expresan con alto magisterio en el siglo XIX el progresista Enrique Gil, o el industrioso cacabelense José Castaño Pose [ver su ensayo Cuatro palabras, eBooksBierzo, 2014]— significa algo más que poner farolas: cuenten ustedes cuántas farolas por metro cuadrado hay en Ponferrada entre la avenida de la Puebla y la plaza Fernando Miranda. El exceso y el gasto son proporcionales a la incuria intelectual de los responsables que confunden la cultura con poner farolas. Digo farolas en vez de maceteros paletos y presuntuosos por empezar con buen pie…

Quien así actúa no tiene en la cabeza ni una sola idea de país, pero como esta es una afirmación arriesgada, y un periodista riguroso debe evitar las generalizaciones, les propongo un ejercicio colectivo, un pequeño examen. Se trata de convocar, en una de las aulas del Instituto Gil y Carrasco, aquí cerquita, a todos los alcaldes, alcaldesas, concejales y concejalas de los 33 municipios del Bierzo (lo que a su vez incluye a todos los miembros del Consejo Comarcal). Sentarlos en un pupitre con un folio en blanco y un boli, como me dieron a mí en el examen de reválida, y dejarles que durante un par de horas escriban su idea de país, sin copiar del vecino.

Y al acabar el examen, que vayan saliendo de uno en uno, de una en una, y vayan leyendo su idea de país ante el ágora berciana, a ver si de una vez por todas nos enteramos de en qué manos insolventes hemos encomendado el futuro de nuestra tierra y de nuestros hijos e hijas.

Quizás ha sonado la hora de relevar a quienes ponen tantas faltas de ortografía forestal y tomar por nosotros mismos, los ciudadanos del Bierzo, la responsabilidad de nuestra tierra, que nunca debimos confiar a alcaldes y concejales incapaces de aprobar la reválida de la sostenibilidad. ¡Arriba las ramas!

Ver en La Nueva Crónica
Escuchar el programa El bosque habitado dedicado al Bierzo:

 

Posted in #Amanuense digital | Comentarios desactivados

CONTRA EL DELITO ECOLÓGICO, ARRIBA LAS RAMAS

¿NOS AYUDAS?

Quiero pedir un pequeño favor a las casi cuatro mil personas que compartís mi facebook: escuchad este programa, compartidlo en vuestra página, multiplicarlo por diez, por cien, por cuatro mil. Entre todos podemos hacer que cese el estruendoso SILENCIO que la administración de la Junta de Castilla y León trata de imponer sobre la destrucción del Valle del Silencio. En El Bierzo nos han quemado el corazón. No podemos mirar para otra parte ni consentir que los culpables penales y políticos queden impunes.
Este programa de Radio 3, lo explica muy bien. ¡Hagámoslo viral! ¡Compártelo!

Arriba las ramas

Posted in #Letras bercianas | Comentarios desactivados

TURISMO NEGRO EN EL BIERZO

Chicos, chicas: tengo que parar medio ratito, eh; otro fin de semana más a este ritmo y me rompo por el eje. Demasiadas emociones: abrazos, brindis, canciones, firmas, lágrimas, familia, amigos, amantes on line, sorpresas, versos sueltos y hadas inesperadas.

El finde empezó el jueves con los compañeros y compañeras de Bierzo Sostenible. Tenemos amenazas muy serias y hemos estado trabajando juntos. De ahí salió en pocas horas la gran manifestación del sábado contra los incendios forestales.

El viernes ronda por Radio Bierzo Ser, La Nueva Crónica y esRadio, antes de presentar “Mayo iraní: la primavera persa” en la Feria del Libro. Muchas gracias a Yavad Kazemi, Azucena Blanco y Bego Blanco por su compañía; a Joansa Maravilla Maravilla por deleitarnos con música iraní; a los Libreros de Ponferrada por hacerlo posible un año más. Y a todos los que vinisteis a hablar de la igualdad. (Con las prisas y el lío, a mi amiga de toda la vida, desde el bachillerato, MAITE, le puse en la dedicatoria: “Para Mari Carmen”. Sé que no me lo perdonará jamás).

La velada acabó a altas horas de la noche en Bembibre, con risas literarias para desnudar a don Enrique Gil, ese maravilloso y genial escritor, homosexual, ateo, liberal y masón, secuestrado durante décadas por los meapilas del nacionalcatolicismo leonés. Circulan propuestas para corregir el título de su novela autobiográfica, que no tiene una sola línea histórica: La Señora de Bembibre.

El sábado salimos a la calle indignados y cabreados por el DELITO ECOLÓGICO perpetrado contra El Bierzo, contra la Madre Naturaleza por un desalmado (conocido de todos, menos de la Guardia Civil, ¿verdad Belarmino?: tres concejales, dos policías y varios compañeros de Plataforma Bierzo Aire Limpio me dieron su filiación con pelos y señales), con el consentimiento y la inoperancia de los responsables públicos.

La noche se vistió de ronda para celebrar la víspera de San Jorge en las bodeguinas de Rimor, que es estar en casa, el pueblo de mis abuelos Valentín y María. Cantamos y bebí lo justo para no dar positivo en el control de alcoholemia que había a las dos de la mañana en la glorieta del Templario. Soplé y el agente, muy amable, me dijo: “¡Puede seguir, pero no beba más…!”. En las sombras de la noche, me pareció que el caballero templario, vestido de San Jorge, mataba a un dragón.

El dragón del fuego que devoró el Valle del Silencio: el domingo fui con mi padre, aventurero a sus 91 años, a ver la tragedia. Nos acercamos con el corazón encogido hasta Peñalba. Cuando yo era niño, mi padre me llevó muchas veces por todos los rincones del Bierzo y me enseñó a amar nuestra tierra, en aquellas inolvidables excursiones domingueras con bota y, en la fiambrera, tortilla con pimientos. Me sentí feliz de poder devolverle un poquito de aquella infancia. Ver nuestra tierra devorada por el dragón del fuego me hizo llorar de pena, pero sobre todo de rabia.

En mitad del bosque carbonizado —el año que viene en FITUR la marca de Ponferrada será “Turismo Negro”—, mi padre rompió su silencio para decir: “Es un gran misterio”, y regresó a su mundo contemplativo, como san Genadio en la cueva del Valle del Silencio.

Ese rincón del paraíso que este fin de semana nos han robado IMPUNEMENTE a todos los bercianos.

 

Posted in #Actualidad cultural, #Letras bercianas | Tagged , , , | Comentarios desactivados

Encontrar y juzgar al culpable del incendio del Bierzo

Posted in #Letras bercianas | Comentarios desactivados

NOVEDAD: MAYO IRANÍ, la primavera persa

Mientras en Libia o Egipto agoniza la primavera árabe, los iraníes –y sobre todo las iraníes– construyen bajo el velo su propia primavera persa. Este libro es el relato de quien se acerca a Irán con voluntad de escuchar y aprender, de un autor que viaja para comprender y compartir. Con respeto y sin miedo.

La poesía, el sexo y el vino, tan persas y tan perseguidos; la censura y la web, la sharía y el velo, la cuestión nuclear y el petróleo, Zoroastro y el Corán, Alejandro Magno y Marco Polo; el cine iraní que triunfa en Cannes, la vida cotidiana en un taxi teheraní… la inmensa complejidad del poliedro iraní. Mayo Iraní es la mirada de Valentín Carrera a una olla a punto de ebullición: la imparable primavera persa.

Mayo iraní es un puente entre dos culturas desconocidas entre sí, a través de miles de años de historia. El autor nos coloca ante un espejo para hacernos salir de nuestro ombligo, buscar juntos las respuestas y entender que no somos tan diferentes unos de otros. Porque: «Las cosas no son como las imaginamos».

Mayo iraní habla del león de Persia y del toro de España. De las guerras de religión, la libertad secuestrada, la imposición del velo y los machismos en nombre de Yavé, de Cristo o de Alá. Habla de los espacios de convivencia, del diálogo y del respeto mutuo como pasaporte universal, frente al modelo jamesbond. Pero también del despertar emocional, de la felicidad de un pueblo, de la poesía persa, del lenguaje de los pájaros, de los placeres, de Las mil noches y una noche, y del amor.

Valentín Carrera es escritor y periodista, trabajos por los que viene ganando premios desde 1990. Sus libros son obras de ensayo, viajes y novela; también ha sido profesor universitario, Licenciado en Filosofía y Doctor en Bellas Artes. En sus espaldas carga cuarenta años de experiencia en prensa, radio y televisión. Sus últimos libros, la investigación Pescanova Crimen Perfecto y Ahí Estamos, prosas sin anestesia. Actualmente, tras un viaje de cinco meses por la Antártida, tomando el pulso a la aventura de la ciencia, prepara el ensayo Horizonte Antártida.

Leer más: ÍNDICE DEL LIBRO     AVANCE (Cap 11 en pdf
ISBN 978-84-17023-26-3
DISPONIBLE EN PAPEL Y EN EBOOK. HAZ TU PEDIDO EN LIBROS.COM
Posted in #Letras bercianas, @Valentín Carrera | Tagged , , , , , , | Comentarios desactivados

«Viaje a los mares de la Antártida» relata la aventura de Valentín Carrera hace treinta años

* Crónica de la Primera Expedición Científica a la Antártida en 1986/87

* Edición ilustrada, publicada por Paradiso_Gutenberg y distribuida por Latorre Literaria

España llegó con 27 años de retraso al Tratado Antártico, firmado por doce países en Washington en 1959. España ingresó en 1988, tras algunas escaramuzas diplomáticas, gracias a la Primera Expedición Científico-Pesquera, realizada durante ochenta días en los mares antárticos por los buques Pescapuerta IV y Nuevo Alcocero, desde octubre de 1986 a febrero de 1987.

El escritor Valentín Carrera —que ha vuelto a la Antártida, treinta años después— fue entonces el único periodista a bordo. La editorial Paradiso Gutenberg acaba de publicar una edición ilustrada, con un álbum gráfico, de su libro “Viaje a los mares de la Antártida”, la crónica humana y científica de aquella expedición, fructífera para España y para la Ciencia.

La “Campaña 8611”, como se conoce en el ámbito científico —cuyos resultados ocupan un voluminoso tomo con artículos de oceanografía, biología, geología marina y otras especialidades—, fue el pasaporte que abrió a España las puertas del Tratado Antártico en 1988. Conseguido el objetivo político, la campaña fue ninguneada y su relato olvidado. Esta segunda edición, cuando se cumplen treinta años del viaje de 1986/87, reivindica la importancia política y científica de aquella, en verdad, primera campaña española en la Antártida.

Valentín Carrera, que se encuentra actualmente en la Antártida, donde prepara un nuevo libro, a bordo del Hespérides, ha evocado desde Isla Decepción su recuerdo a los hombres de la mar: “«Viaje a los mares de la Antártida» es un tributo a marinos como los tripulantes del Pescapuerta y del Alcocero, con quienes tuve la suerte de convivir. Marineros esforzados y generosos a los que he visto encaramarse por los palos helados, aprestar los aparejos bajo la tormenta o hacer trenzas con cables de acero; y siempre otear el horizonte, aguardar un nuevo día bajo el cielo estrellado, otras navidades fuera de casa, con resignación impasible y el corazón puesto en sus hogares gallegos. Ellos son recuerdo perenne en mi memoria, “dignos para siempre de mi respeto”, como los hombres del Otago, con quienes Conrad cruzó la línea de sombra”.

La edición ilustrada de «Viaje a los mares de la Antártida» (Paradiso_Gutenberg, 2017), distribuida por Latorre Literaria en las principales librerías, ha sido impresa por Sacauntos, con portada del diseñador gallego Denís Fernández, e incluye un álbum gráfico.

Más información y pedidos:
«Viaje a los mares de la Antártida», de Valentín Carrera – ISBN 978-84-161217-3-1 - PVP 20€
RESERVA TU EJEMPLAR EN LA LIBRERÍA HABITUAL
Distribuye en toda España Latorre literaria: info@latorreliteraria.com
Pedido contra reembolso: mail@paradiso-gutenberg.com

Posted in #Actualidad cultural, #Letras bercianas, @Valentín Carrera | Tagged , , | Comentarios desactivados