Consuelo Álvarez de Toledo

 Cuando la filósofa Simone de Beauvoir, la Simona, como era conocida en los círculos parisinos, publicó “La vejez”, la periodista berciana Consuelo Álvarez de Toledo tenía 26 años y era una militante de izquierdas rebelde y contestataria. Aunque la Wikipedia dice que Consuelo nació en Oviedo, y en 1944, todos los pormenores indican que, incluso naciendo en Oviedo, nació en Villafranca del Bierzo, y más concretamente, en la Calle del Agua, como fray Martín Sarmiento y Enrique Gil y Carrasco. Desde antes de tener memoria de sí misma, Consuelo ejerce esta triple vocación: la de periodista a tiempo completo, la de esposa-hada madrina las 24 horas del día y la de berciana los 365 días del año.

El interesado encontrará sus datos biográficos en la Wikipedia, pero el currículum oficial no habla de Consuelo Álvarez de Toledo como abogada de causas perdidas. Siempre idealista, peleona, combativa, en la brecha, inconformista, incómoda, incapaz de callarse ante la injusticia. Fue defensora del espectador en Antena 3, y hubiera sido una buena Defensora del Pueblo, con sensibilidad para escuchar y comprender. Además, si las demandas proceden del Bierzo, se implica como si le fuera la vida en ello. Tal es la lección que nos da: hacer cada cosa de las que hace, y hace muchas, con la ilusión y entrega del primer día. El libro “Vida de mi vida”, ahora novedad en eBooksBierzo, es la prueba de esa energía y esa fortaleza que transmite verla una tarde al volante de la fragoneta en busca de los nietos, escucharla horas después en una tertulia y leer al día siguiente su blog. Todo sin despeinarse y con una sonrisa de eterna juventud, a base de agua y colonia.

En la Wikipedia:
http://es.wikipedia.org/wiki/Consuelo_%C3%81lvarez_de_Toledo

Deja un comentario